Su mecanismo se ríe de ti, de todos nosotros. Hay que terminar con ellos, nos están contaminando con sus minutos, nos adormecen con sus cuartos, las horas nos ahogan. Créeme, tú eres pequeño y sabes menos de la vida, yo ya he pasado por muchas dictaduras de esferas y manillas que ahora estarán oxidadas.
¡Relojes, harpías del tiempo! ¡Relojes, harpías del tiempo!

martes, 30 de octubre de 2012

RUIDOS NOCTURNOS


Los pensamientos flotando en una materia extraña, algo pegajosa, que va cerrando posibles salidas a nuevas ideas. La madera de los muebles se estira, se oye la carcoma, el cemento entre baldosas se dilata, las cucarachas salen de los desagües, aplastan su cuerpo, metiéndose por debajo de las puertas. La televisión, que parece dormir, hace el ruido del descanso, respirando lo trabajado. Algún papel se abre, desperezándose. Las bombillas se liberan del calor acumulado. Y una gota cayendo, el grifo mal cerrado de la cocina, se une a otra del lavabo. El ruido metálico del fregadero, junto con una caída más suave, algo más acuosa. Cerámica del lavabo, acero de la pila, cerámica lavabo, acero pila. Cierro grifos. Los ruidos cesan, hasta que ese papel que parecía desperezarse ahora cruje, liberándose de esa forma que le he dado.

6 comentarios:

Lidia B. Castro Hernando dijo...

Buenísimo, Eva María. Perfecto como descripción nocturna. Te felicito! Vamos por más

Lidia B. Castro Hernando dijo...

Me encantó la descripción con metáforas de los ruidos que nos acompañan o molestan durante la noche. Te felicito, Eva.

Eva María Medina Moreno dijo...

Gracias, gracias, gracias....

amelia arellano dijo...

Eva María , muy bueno esos ruidos son productos de los otros , que nos acosan .
Gracias y abrazo

Eva María Medina Moreno dijo...

Gracias a ti, Amelia.

Fam Bsquare dijo...

Me gusta la idea de imaginar que todas esos sonidos se despiertan yse magnifican debido a la actividad, aun no manifiesta en el papel, que se desarrollaen su mente.